Escuela de Padres

En esta sección encontraréis artículos interesantes relacionados con la formación, desarrollo y educación integral de vuestros hijos e hijas.

Éstas son algunas recomendaciones para ayudar a vuestros hijos e hijas a tres niveles: personal, familiar y escolar.

 

 

A nivel personal:

  • Ayudar a vuestro hijo-a a desarrollar su autoestima, estimulándole a reconocer sus progresos por lentos y pequeños que sean.
  • Valorar positivamente sus esfuerzos y cualidades personales.
  • Cuando cometa errores o equivocaciones, ayudarle a corregirlos, enseñándole como se hace y explicándoles como se sienten ustedes ante su conducta. No se deben emplear castigos físicos.
  • Cada hijo-a es diferente, no se pueden establecer comparaciones, cada uno tiene su modo de ser, debemos aceptar su capacidad humana de crecimiento y desarrollo.
  • Escuchar a vuestros hijos, intentando captar el mensaje que nos quieren transmitir.
  • Proponerles metas y esfuerzos realistas que puedan alcanzar y generalmente a corto plazo.
  • Ayudarles a desarrollar unos hábitos adecuados de autonomía personal, según su edad de aseo, higiene, comida, vestido, horarios, etc.…
  • Debéis tomar una actitud de orientadores de vuestros hijos.
  • Habituarles a que respeten las normas y órdenes: dar pocas órdenes, manteniendo la calma y supervisando su cumplimiento. Dejar los límites claros y ser coherentes manteniendo siempre los elogios y los mismos castigos.
  • Valorar ante, sobre y por encima de todo, la felicidad de vuestros hijos/as.
  • Expresar cariño y afectividad.

A nivel familiar

  • Adoptar siempre, ambos padres, criterios educativos comunes, sin descalificar al otro y solucionar las discrepancias cuando vuestros hijos/as no estén delante.
  • Darles responsabilidades familiares, razonables y en consonancia con sus aptitudes.
  • Implicar a vuestros hijos/as en el establecimiento de normas y reparto de tareas como sacar la basura, hacerse la cama, ordenar su habitación, etc...
  • Respetar las horas de sueño, no abusar de la televisión y de los juegos y medios audiovisuales.
  • No debéis proyectar en los hijos, vuestras propias ansiedades y temores.
  • Favorecer el juego, se “aprende jugando”, es una actividad muy completa y global  que desarrolla la maduración de vuestro hijo. Fomentar la coeducación y la cooperación a través de juegos grupales, donde todos pueden ejercer distintos roles.
  • Compartir con ellos estos juegos y tus ideas y sentimientos, esto les ayuda a tener modelos de comportamiento.

A nivel escolar

  • Intentar mantener una colaboración estrecha con el tutor/a de vuestro hijo/a para facilitar sus tareas y no crear confusión entrando en contradicciones, entre lo que dice el maestro/a, y en casa. Las discrepancias deben solucionarse entre adultos.
  • Ofrecerle tu colaboración en las tareas escolares y en lo que desde el centro se solicite.
  • Ayudarle a encontrar el espacio y tiempo necesario para realizar sus tareas.
  • No dudéis en consultar con su tutor/a para cualquier información que necesitéis.